Muchos de nosotros estamos preocupados por los graves problemas sociales y medioambientales a los que nos enfrentamos a un nivel global, sin embargo pocos de nosotros sabe qué hacer al respecto. Afortunadamente hay un conocimiento cada vez mayor sobre las soluciones a estos problemas, una nueva perspectiva basada en la comprensión de la interconexión de todas las cosas. Cuando los impactos inadvertidos de las decisiones pequeñas de cada día son vistas en un contexto más grande donde sus implicaciones globales pueden ser reconocidas, empezamos a darnos cuenta de que tanto la raíz de nuestros problemas como la habilidad para resolverlos está dentro de cada uno de nosotros.
Cuando aplicamos esta perspectiva al simple acto de comer, descubrimos que hay efectos de largo alcance en el cambio fundamental entre las naciones occidentales durante este siglo de una dieta basada en alimentos vegetales a una basada en alimentos animales.
Por ejemplo, en 1985 los norteamericanos consumían la mitad de los cereales y las patatas de lo que lo hacían a final del siglo pasado, 33% más productos lácteos, 50% más carne de vacuno, y 280% más carne aves. Este cambio trajo como consecuencia una dieta con un tercio más de grasa, un quinto menos de  carbohidratos, y niveles de consumo de proteína que excedían considerablemente las recomendaciones oficiales y acarrean las enfermedades crónicas que padecen mas de un 60% de la población mundial en nuestros días.
La demanda en aumento de productos animales ha ocasionado una vasta redistribución de los recursos, ha fomentado la degradación de los ecosistemas globales y ha desbaratado y desplazado culturas indígenas a lo largo del mundo. El impacto sobre la salud humana ha sido igualmente devastador. Si consideramos que la raíz de estos problemas está en nuestros hábitos dietéticos personales -nuestra demanda de carne, aves y productos lácteos- podemos empezar a ver que cambiando nuestras dietas podemos desempeñar un importante papel para ayudar a sanar la Tierra y para crear un mundo ecologicamente equilibrado para nuestros hijos.

Veamos algunos números para darnos cuenta del nefasto impacto que tiene el consumo de productos animales: carnes, aves y lácteos a varios niveles:

  • La producción de carne provoca la destrucción de las selvas tropicales: Cantidad de selvas tropicales aniquiladas para crear pasto para el ganado: 25%, anualmente se destruyen 200.000 km2 de selva, se extinguen más de 1.000 especies, nos estamos olvidando que las selvas son los pulmones del planeta, producen el oxigeno esencial para el aire y para la vida de todos los que habitamos.
  • Uso incorrecto de las tierras de cultivo: en 4.000 metros cuadrados de tierra de primera calidad se puede cultivar cereales y soja para producir 250 kg de carne o se puede cultivar y producir 50.000 kg de Tomates  o 40.000 kg de Patatas o 30.000 kg de Zanahorias o 20.000 kg de Manzanas. Esto nos muestra que se podrían alimentar de 80 a 200 personas por cada una que se alimenta a carne.
  • La producción de carne fomenta el hambre en el mundo. Las estadísticas muestran que con los cereales y soja que come el ganado americano cada año podrían alimentarse a 1.000 millones de personas  y el número de personas que podrían alimentarse si la tierra, el agua y la energía empleadas en criar al ganado quedasen libres si los americanos redujesen su ingesta de carne sólo en un 10% sería de 100 millones de personas. Cada año mueren en el mundo 20 millones de niños por falta de alimentos de los cuales 14 millones son niños, mientras los occidentales siguen fomentando el negocio de la carne, pollos y lácteos. La mitad de la producción de cereales se utiliza para el ganado, el ganado a aumentado en los últimos 40 años un 100% y un 200% las aves de corral a nivel mundial, la proporción de ganado frente a las personas es de tres a uno
  • La producción de carne provoca la erosión del suelo: La causa histórica de la desaparición de muchas grandes civilizaciones es el agotamiento de la capa superficial del suelo, la naturaleza necesita entre 200 a 1.000 años para formar 2,5cm de capa superficial fertil. Los cultivos de soja para alimentar al ganado erosionan el suelo a escalas alarmantes de 26.000 millones de toneladas anuales perdidas de tierras de cultivos
  • La producción de carne provoca la desertización: Porcentaje de masa de tierra que sufre desertización:29%. Las cinco causas principales de desertización: Exceso de pastoreo del ganado, Exceso de cultivo de la tierra,Técnicas de irrigación inadecuadas, Deforestación, Obstáculos a la
    reforestación. Factor principal en todos los casos: La producción de ganado

Y seguiré en la próxima entrada hablando de las consecuencias que trae el empeño de comer algo tan tóxico no sólo a nuestra propia salud sino a la del planeta y el agotamiento de los recursos indispensables para la vida … mientras tanto te recomiendo ver COWSPIRACY

Estas notas de periódicos son muy interesantes para ampliar información y concienciarte, tu puedes ayudar al planeta, a la preservación de las especies, a frenar el cambio climático y a tu salud, eres parte responsable, Dí no a la carne, deja de consumir cadáveres y de fomentar a la depredadora industria cárnica

La agonía del Amazonas

Amazonas en riesgo por sequías y deforestación

La deforestación del amazonas aumento un 29% en 2016

La deforestación del Amazonas regresa con fuerza

 

2 comentarios en “LA PRODUCCIÓN DE CARNE DETERIORA AL PLANETA, A TI Y A TODOS

  1. Son alarmantes los datos en cuanto a número de personas que mueren de hambre y deforestación que además de matar nuestro propio oxígeno con la importancia que tiene para la conservación y auto limpieza del planeta como para nosotros respirar un aire puro libre de enfermedades que nos limpie el organismo, y también estamos matando miles de especies que son fundamentales para el ecosistema ya que todos los animales tienen una función.

    1. Muchas gracias por tu aporte Alvaro, es muy valioso. Informar es la clave para que la gente tome consciencia y cambie. Un abrazo saludable

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *