Paz, PAZ, paz, Paz y más paz y paz, la palabra más resonada de las fiestas de fin de año! Que tengamos paz, que la paz de la Navidad permanezca para siempre, que el 2019 sea un año de paz, y millones de frases más, rondando lo mismo, expresando  el gran deseo continuamente antes, durante y después de Navidad, junto con Amor, por supuesto que no falte, y Felicidad, son los tres grandes que repetimos una y otra vez en estas fiestas apenas pasadas. PAZ,  un gran deseo, pero realmente, ¿tenemos la INTENCIÓN de vivir en paz o sólo es un mero decir? Analizemos…  

Tener la intención es dirigir la mirada hacia ello, es pensar y actuar enfocados en algo que nos lleva a ese resultado, la intención es una fuerza universal que emano desde mi interior y me conecta con el universo, es un propósito consciente del alma, en el libro “El poder de la intención” de Wayne Dyer cita la frase de Carlos Castañeda “Hay en el universo una fuerza inconmensurable, indescriptible, que los chamanes llaman «propósito», y absolutamente todo lo que existe en el cosmos está ligado al propósito por un vínculo de conexión”  esa fuerza es la INTENCIÓN, si aplicamos esa fuerza cada uno obtendríamos ese resultado. Si la intención es esa fuerza que me conecta con algo más grande, mi proceder irá dirigido en esa dirección, la de la Paz, ejercer la Paz con cada palabra que emito, ejercer la Paz con la mirada, mirar con bondad, con tolerancia, con humildad, con amor, ejercer la Paz con una sonrisa, sonreír a las demás personas que se cruzan en nuestro camino, sonreír a la vida en cada despertar, sonreír es ofrecer Paz a mi alrededor, ejercer la Paz en cada uno de mis actos, en cada cosa que hago puedo estar ejerciendo la paz o consintiendo la violencia, “El respeto al derecho ajeno es la Paz” por ejemplo, como decía muy acertadamente  Benito Juarez, respetar los derechos de los otros es ejercer la paz, y volveremos luego sobre este tema, ¿cual tema? los actos violentos que realizamos todos los días. La paz no es un ente que flota por ahí y si toca toca y sino que le vamos a hacer, no! la Paz es una intención, que está en mi corazón, una fuerza que ejerzo desde dentro hacia fuera. Se nos ha educado esperando  que todo llegue de fuera, que caiga del cielo o del infierno, bueno o malo, da igual todo pasa por una cuestión de suerte, nos han hecho creer que todo es externo, son las circunstancias que me tocan vivir, esa concepción  es más cómoda y conveniente de pensar en una sociedad manipulada, que lo contrario, yo provoco mis circunstancias, yo dirijo mi intención hacia lo que quiero, y yo tengo unos resultados de acuerdo a ello. Carl Jung decía “Hasta que lo inconsciente no se haga consciente, el subconsciente seguirá dirigiendo tu vida y tú lo llamarás destino” Si realmente quiero la Paz tengo que desearla poniendo la intención y actuando en consecuencia, sino soy un hipocrita o …

Tal vez solo es un decir,  como lo típico ¿no? Lo que se dice en Navidad, lo establecido, la costumbre de decir eso, lo digo, cumplo el protocolo de las buenas maneras sociales preestablecidas repitiendo lo que dicen todos como loritos y ahí me quedo tan ancho, comiéndome un buen pavo, o un redondo de ternera o las típicas carrilleras del norte o el trozo de cadáver que toque según la costumbre del lugar donde me crié, (y sí sé que suena fuerte pero llamemos a las cosas por su nombre) Esta forma de comer hace que me intoxique bien, eso me permite no razonar, ni darme cuenta, ni hablar de despertar mi conciencia eternamente dormida en una matrix de un cuento chino que me quiero creer y en el que estoy cómodo y acorde con el resto, (porque tenemos terror a ser excluidos) aunque lo que crea la mayoría diste mucho de la verdad, “La paz es la victoria de una causa justa, el triunfo de la verdad” Menachem Begin. y la verdad es que no puede haber la ansiada Paz en el mundo, mientras exista la crueldad, la violencia, la explotación, la esclavitud y el asesinato. Vivimos, comemos y practicamos la violencia constantemente, cada vez que comemos, estamos apoyando el asesinato de un animal no humano que también tiene derecho a la vida. “No hables de Amor y de Paz cuando tienes un animal muerto en tu plato” decía Sócrates

La deseada Paz no llega del cielo, la ansiada Paz comienza en el corazón de cada uno y se transmite a través de los actos que ejercemos a diario, con el simple acto de comer, cosa que hacemos varias veces al día, ya estamos determinando si ejercemos  la paz o la crueldad, con lo que elegimos poner en nuestro plato, si en la comida hay sufrimiento, explotación, violencia, asesinato, ¿qué paz puedo pedir? ¿qué clase de paz estoy ejerciendo? Matar a un ser sintiente porque me sabe rico, o por el cuento chino que me quiera creer o justificar, es ejercer la violencia, no la paz, la gente que come carne, peces, lácteos, huevos, utiliza pieles, apoya la vivisección, la tauromaquía, es la gente más violenta del planeta, mira los animales el 75% son herbívoros y todos son pacíficos, los animales carnívoros son violentos, igual pasa con los animales humanos, sino lo pensaste, pues es hora de que lo pienses, es hora de despertar la conciencia, si me lees es porque buscas cambiar este mundo, y el cambio amiga mia esta en ti, como decía Gandhi, “Sé tú el cambio que quieres ver en el mundo” (hablando en femenino, le hablo a las personas, mujeres y hombres). Si quieres vivir en Paz, si quieres realmente con todo tu corazón que haya Paz en este mundo, si esos deseos de Paz que expresaste en Navidad quieres que se manifiesten, pues empieza por ejercer la Paz tu misma desde tu interior, desde tu corazón hacia afuera, no busques fuera, no lo dejes en manos de la divina providencia, porque la divina providencia no está fuera, mora en ti, mora en el corazón y la conciencia dormida de todas las personas que estamos haciendo de este mundo lo que es, un infierno, cuando podríamos vivir en el paraíso desde la paz y el amor a todos, a todos los seres vivos, animales humanos y no humanos, y dejar de pensar de forma especista, si especista y de eso hablaremos en la próxima entrada.

4 thoughts on “PAZ EN NAVIDAD Y 2019, EL GRAN DESEO ¿ES UNA INTENCIÓN O SOLO UN DECIR?

  1. Que bien funcionaria este mundo y que felices seriamos todos, si hubiera mas personas que pensaran y actuaran como tu, Marina. Gracias

    1. Gracias Peter, creo que estamos en una etapa muy importante donde estamos despertando las consciencias dormidas, la gente se esta dando cuenta que los patrones de pensamiento heredados y arraigados en esta sociedad son erróneos y nos han llevado a este mundo caótico, pero podemos cambiar, uno a uno, poco a poco, “Sé tú el cambio que quieres ver en el mundo” Luz y Amor

  2. ¡Buenísimo el artículo! Las frases de célebres muy buenas también.
    Yo me quedo también con otra frase que no sé de quién es, pero que dijo: “Lo importante no es la intención, sino la acción”. Actuemos pues 😉

    1. Gracias Álvaro! Si hay que actuar obviamente porque no sé quien dijo que “La intención sin acción, no causa Transformación” y a ello apuntamos. El deseo es intención, la voluntad es acción; en esta entrada hablamos del deseo de Paz en las fiestas que sea una intención, no solo palabras y esa intención cuando la hacemos realmente consciente la llevamos a la acción. Un abrazo saludable

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *