Esta es una lasaña también muy fácil de hacer, ¡si todo son beneficios! no sólo obtenemos una excelente fuente de nutrientes para vivir sanos y felices, sino que no desperdiciamos nuestro valioso tiempo cocinando. Cuando “crucinamos” crudo, todo es fácil y rápido.

¡Manos a la obra! Ingredientes:

  1. Calabacines crudos cortados en láminas con una mandolina o si es con cuchillo procurar que sean láminas muy finas
  2. Tomates cortados en rodajas finas
  3. Pimientos crudos verdes, amarillos o rojos, cortados en tiras finas
  4. Aguacate cortado fino en láminas
  5. Salsa de tomate: batido con aceite y limón
  6. Salsa de pesto: batido de albahaca, nueces, aceite y limón
  7. Aceitunas negras sin hueso

Armamos capas de calabacín, tomates, salsa de tomate, aguacate, y repetimos dos o tres veces, decoramos con la salsa de pesto y listo … a comerrrrr

* El calabacín es una verdura, pero en realidad es el fruto de una planta que da su flor y de ella sale el fruto, aunque en la cocina tradicional siempre se ha cocinado, se puede comer perfectamente crudo con su piel si es de procedencia ecológica y así podemos beneficiarnos de todos los nutrientes que tiene esta maravillosa verdura, comiendola tal cual nos la entrega la naturaleza, de forma cruda.