De tanto repetir mentiras durante muchísimos años, nos han convencido que podemos comer de todo y es una gran mentira, y es hora de sacarla a la luz; por lo que creo necesario antes de nada, razonar sobre este tema.

“UNA MENTIRA REPETIDA MUCHAS VECES, SE CONVIERTE EN UNA VERDAD” de Lenín o Gobbles, no se sabe, pero cualquiera de ellos eran unos grandes estrategas en invertar verdades a base de repetir mentiras.

Por mucho que quieran vendernos gato por liebre, la mentira siempre es mentira, podremos pasar muchas generaciones engañados, creyendo que es verdad una mentira, pero la historia se encarga de que, tarde o temprano, la verdad salga a la luz. ¿Y cómo funciona esta mentira disfrazada de verdad? inculcando en el colectivo una creencia, alguien dijo algo y se fue repitiendo muchas veces, hasta que se creyó que era verdad. Durante muchísimos años, se creyó que la tierra era plana, y millones de personas así lo aceptaron, a pesar de todo, era falso. Ni las creencias, ni esos millones de personas consiguieron aplanar la tierra. La verdad no depende del concepto de la mayoría. ¡Las creencias son sólo eso–creencias! Ni los siglos de tradición, ni sus seguidores las convertirá en algo real. La verdad no necesita que se crea. La superstición en los medicamentos ha perdurado durante más de 2.500 años, y la creencia en sustancias curativas y curaciones es mucho más antigua.

Una verdad (como ejemplo) es que, en España el 30% de las defunciones es por infarto, el 28% por tumores, sólo el 4% por causas externas y el resto se lo reparten el resto de enfermedades. La incidencia de cáncer es de 220.000 personas al año y se espera que para el 2020 la cifra aumente un 16%, datos de un informe de la SEOM (Sociedad Española de Oncología Médica), puedes descargar los informes en documentos: ” El cáncer en España 2016″ y “Causas de muerte del INE” La medicina tradicional trata los pacientes con tratamientos invasivos que solo prolongan el sufrimiento ya que menos del 5% se curan, (también son datos estadísticos reales), al otro 95% no le da resultado, lo único que consiguen es cronificar la enfermedad y la agonía, sacar muchos dividendos y al final el paciente muere; cuando el cáncer se puede prevenir, como todas las enfermedades, esa es la verdad y no necesita que se crea, sino que se razone.

No necesitamos llegar a una enfermedad crónica, con una verdadera educación alimentaria y unos hábitos de vida adecuados, podemos prevenir y no adquirir enfermedades; en cambio estamos invadidos de propaganda engañosa de las industrias alimenticias y farmacéuticas que solo quieren vendernos sus productos y no les importa en absoluto mentirnos descaradamente.

La creencia popular prefiere asumir que la salud es algo del azar, no importa lo que hagamos, pues esa enfermedad es accidental, algo nos ha atacado; ¡qué mala suerte!. Las personas que nos rodean no comprenden que la salud es algo normal y que es segura para aquellas que se preocupan por favorecerla; mientras que la enfermedad es algo anormal que ocurre si permitimos que sus causas la originen.

One thought on “DE MENTIRAS CREIDAS VERDADES … ENFERMAMOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *