Cuando las personas que siguen una dieta tradicional se hacen mayores suelen experimentar pérdidas de masa ósea u osteoporosis. La pérdida ósea suele ser más habitual en mujeres mayores, pero casi todo el mundo que sigue una dieta con un alto contenido de carnes y proteínas padecerá alguna pérdida ósea, y esto incluye tanto a niños como a adultos. La pérdida de masa ósea, u osteoporosis, se produce cuando se quita calcio de los huesos para satisfacer las necesidades metabólicas que necesitan de este mineral almacenado. ¿Por qué necesita el cuerpo tanto calcio que debe robarlo de sus propios huesos? La respuesta, según el investigador médico, Dr. Robert Heany, es bastante simple: «[…] cuantas más proteínas ingieras, más calcio excretas. » Sus estudios han demostrado que una dieta que contenga un 50% más de las proteínas necesarias puede provocar un uno por ciento de pérdida ósea por año.

La carne es un producto altamente acidificante para el organismo humano, cuya sangre debe mantenerse ligeramente alcalina para transportar el oxigeno y los nutrientes a todo el cuerpo, es decir sobrevivir. Cuando la ingesta es mayormente ácida, el cuerpo recurre al plan de emergencia y extrae el mineral alcalino de nuestro cuerpo para neutralizar la acidez de donde más tenemos, el calcio periodontal y los huesos lo que nos lleva a la perdida de dientes, osteoporosis y artritis.

La osteoporosis es una enfermedad crónica, progresiva y degenerativa que afecta paulatinamente la calidad de vida de las personas hasta su muerte. En España más de 3 millones de personas sufren osteoporosis y mas de 200 millones de personas la padecen en el mundo, 4 de cada 5 son mujeres y 1 es hombre. Cada 3 segundos se produce una fractura por fragilidad a causa de una osteoporosis no diagnosticada.  Aunque esta patología es asintomática y puede pasar desapercibida durante muchos años, uno de los síntomas más obvios de la pérdida ósea aparece alrededor de los dientes y bajo las encías. Cuando la pérdida ósea se produce en la mandíbula, los dientes se aflojan y con el tiempo pueden llegar a caerse. La mayoría de las enfermedades periodontales de este país se deben a la pérdida de masa ósea. Otro peligro muy obvio de la pérdida ósea es la tendencia que tiene las personas de edad avanzada a romperse un hueso tras una pequeña caída. Las caderas son especialmente susceptibles de pérdida ósea en las mujeres mayores, y ha habido muchos casos en que las caderas de estas mujeres se han roto por el simple peso del cuerpo. Una dieta con un alto contenido de proteínas puede provocar una pérdida ósea total del 1% anual. Esto significa que una mujer normalmente sana de 25 años podría haber perdido hasta la mitad de la estructura ósea al cumplir los 75, si sigue comiendo la típica dieta estadounidense del siglo XX compuesta de mucha carne y proteínas.

La solución para prevenir la enfermedad consiste esencialmente en preservar el calcio que ya tenemos en los huesos llevando una dieta alcalina natural al ser humano y, en el alimento alcalino encontraremos todo el calcio que necesitamos para mantener nuestros huesos junto con todo nuestro cuerpo sanos, no acidificando el organismo con proteína animal y con respecto a la leche lo mismo, una bebida que se ha sobrevalorado demasiado cuando no tiene nada de bueno para nuestro organismo ni menos calcio. Aquí os dejo un video muy informativo al respecto de Discovery Salud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *